Transporte de Sustancias

Los animales necesitan unos medios de transporte internos, conocidos como sistemas circulatorios, que sirven para conducir los nutrientes a todas las células, y además eliminar los productos de desecho, llevándolos a los sistemas excretores.

Sistemas de transporte  no especializados

Los animales más sencillos carecen de un sistema de transporte especializado, y el líquido circulante es el líquido intersticial que es el líquido que ocupa los espacios que existe entre las células.
De este líquido toman los nutrientes y a él expulsan sus productos de excreción.

Este tipo de transporte puede ser:

  • Por difusión:
Como en Celentéreos (FIG. 1), que toman los nutrientes del agua por difusión y de la misma forma, expulsan al agua los desechos.

Por eso se puede considerar la cavidad gastrovascular como un órgano circulatorio y el agua que entra y sale por el único orificio (que hace de boca y ano) puede considerarse como un esbozo de fluido circulante.

 

  • Por el aparato digestivo:

Como en Platelmintos (FIG. 2). El aparato digestivo posee gran cantidad de ramificaciones intestinales que son las que realizan la función de transporte.

Los nutrientes atraviesan estas ramificaciones y pasan al líquido intersticial que ya se encuentra en contacto con todas las células.

 

 

 

Sistemas de transporte especializados

En los animales más complejos, existe un sistema de transporte especializado: los aparatos circulatorios.

Un aparato circulatorio está formado por un sistema de tubos, abierto o cerrado, que sirve para transportar un fluido circulante.

Este líquido necesita una fuerza impulsora, un órgano especial llamado corazón con propiedades contráctiles. La contracción del corazón se propaga a todo el sistema mediante una onda que, además marca el sentido en el que se mueve el fluido.

 

Líquidos circulantes.

Con la aparición de los aparatos circulatorios surgen los líquidos circulantes, entre los que destacan:

  • Hidrolinfa. Líquido de composición parecida al agua del mar, que transporta nutrientes y productos de excreción. En Equinodermos.
  • Hemolinfa. Líquido incoloro, que lleva además un pigmento con función respiratoria (hemocianina).

Lleva células como son fagocitos (para digerir elementos extraños) y hemocitos (para transportar los pigmentos respiratorios).

  • Sangre. Circula por vasos cerrados y contiene como pigmento respiratorio la hemoglobina. La sangre está formada por: el plasma, líquido que contiene agua, sales, proteínas, etc y por células que flotan en el plasma: eritrocitos, que transportan la hemoglobina , leucocitos con función defensiva , plaquetas que intervienen en el proceso de coagulación sanguínea..
  • Linfa. Líquido amarillento, que circula por los vasos linfáticos. Formado por: plasma y linfocitos. Este líquido necesita una fuerza impulsora, un órgano especial llamado corazón con propiedades contráctiles. La contracción del corazón se propaga a todo el sistema mediante una onda que, además marca el sentido en el que se mueve el fluido.